Archivo | Tendencias RSS feed for this section

Amor Vintage

30 Jul

Hola a tod@s!

Quien me conoce un poco sabe que adoro lo vintage. No es que me guste vivir anclada en el pasado, ni que piense que cualquier tiempo fue mejor que el presente. Nada de eso!.

Sin embargo, adoro el “olor a naftalina”. Me apasionan las historias que imagino cuando veo una pieza antigua y si, esto es verdad, a veces recreo en mi cabeza momentos cotidianos de épocas anteriores…

De todos modos, lo vintage es tan en boga que ya no parece un canto a lo antiguo. Es algo “súper moderno”.

En la moda como en la vida, todo vuelve. Y eso es magnífico! Así tenemos la oportunidad de revivir momentos que, en su día, no valoramos lo suficiente. Revivirlos con ojos y sabiduría nueva.

¿No os encantan ahora los petos vaqueros? Si, aquellos que detestábamos cuando nos los querían encajar nuestras madres de los 90. Pues eso…

peto-vaquero-para-mujer-20122

Además de nuestro armario, otro órgano importante que ha sucumbido a lo vintage es el amor… O más bien, los vestidos que elegimos ahora para declarar nuestro amor.

Creo sinceramente que el momento de los vestidos de corte sirena, los aflamencados, incluso los más rococó de estilo más emperatriz que princesa, han pasado de moda.

Ahora buscamos atuendos inspirados en los años 20, en los 40, incluso en los 60 o 70, según sea nuestro estilo.

Me encantan las novias con ese aire italiano, como ésta que viste un diseño de Franc Sarabia. Son sexies, delicadas, picantes… todo al mismo tiempo, ¿no os parece?.

Franc-Sarabia-2012D

También me gustan muchísimo las novias boho chic, esas novias que sin caer en el estilo hippy total, aportan a su outfit un aire década de los 60: suave, ligero, bohemio pero elegante.

vestido_de_novia_boho chic suave

 

 

 

 

 

 

 

Luego nos encontramos con la novia más vintage, aquella que elige los años 20 como inspiración para su traje de boda. Hay que tener mucha personalidad para llevar este tipo de vestidos, que no sientan bien a todas, para no parecer que va disfrazada. Éste diseño de YolanCris es ideal, aunque puede resultar excesivo.
yolancris-anos-20

¿Qué opináis vosotras? ¿os atrevéis con un toque diferente o preferís la apuesta segura del vestido princesa?

Vestido estilo princesa

Anuncios

¿Quién teme a Virginia Woolf’? El Boho-chic

25 Sep


¿Quién teme a Virginia Wolff?. Leí este libro (una obra de teatro) en el instituto hace ya…bueno es igual.

El caso es que lo leí y me quedé prendada de esta escritora de principios del siglo XX excéntrica y desequilibrada, adelantada a su tiempo y tremendamente inteligente.

Hace unas semanas leí, además, en la revista Glamour, que Woolf, de ideología liberal, antirreligiosa, humanista y viajera, fue la verdadera precursora de lo que hoy se conoce como Bohemic-chic o Boho-chic del que hacen gala en la actualidad celebrities como Sienna Miller (en las fotos), la refamosa Kate Moss o Mary-Kate Olsen.

Pues no, chic@s, fue la señora Woolf allá por 1895, quien llenó su armario de vestidos vaporosos, inmensas bufandas y gorros, que compraba en los mercadillos de Londres, de túnicas heredadas de su madre, que murió joven (y que ella adaptaba a su propio parecer), y de todo aquello que encontraba en sus viajes y le parecía adecuado a su manera de ver el mundo. Porque eso es el Boho-chic: un estado de ánimo.

Hoy no ha cambiado mucho su objetivo estilístico. De hecho, en las ciudades más cosmopolitas como Paris, Londres, por supuesto (quién no ha buscado algo especial en los puestos de Portobello Road), Nueva York… son lugares donde el Boho-chic es casi una elección de vida.

Yo no llegaría a tanto y me sumaría a la tendencia de jugar con el momento.

Hay mañanas que nos levantanos con ganas de subirnos el lado sexy, y en esos días no elegiría para nada el Boho-Chic.
Pero hay otros días en los que nos sentimos revolucionari@s y reivindicativ@s con nuestra causa, la que sea. Entonces si que elegiría prendas bohemic.

Además, hoy tenemos la ventaja de que en los mercadillos, en las tiendas vintage y de segunda mano podemos encontrar piezas realmente increibles: dos claves a tener en cuenta, más que el precio, que con los tiempos que corren, hay que mirarlo, la calidad de la prenda es muy importante y también que te transmita algo, que signifique algo para ti: que te ayude a comunicar lo que sientes, lo que piensas y lo que eres. Esas son las dos claves del verdadero estilo Boho-chic, el resto, amig@s es sólo un espejismo que fabrican en cadena grandes marcas low cost para que nos vistamos tod@s iguales.

Desde este post os recomendamos pasear por mercadillos, rastros y tiendas secondhand y descubriréis que “cualquier tiempo pasado fue mejor” o al menos, que en el pasado puede quedar algo para que tú lo disfrutes hoy.
Feliz lunes!!